Novedades

Mendiguren, Costa, de Miguel y Cuattromo acordaron las claves para el desarrollo de la región junto a bancos de fomento latinoamericanos

El secretario de industria y desarrollo productivo, José Ignacio de Mendiguren, el ministro de producción, ciencia e innovación tecnológica de la provincia de Buenos Aires, Augusto Costa, el presidente del Banco Argentino de Desarrollo BICE, Mariano de Miguel y el titular del Banco Provincia, Juan Cuattromo, acordaron hoy las claves para el desarrollo de la región junto a entidades de fomento latinoamericanas.  Fue esta mañana durante la segunda jornada de la Reunión de Economistas Jefes de Bancos de Desarrollo de América Latina y el Caribe.

“Todos los países hoy afrontan problemas de inflación importantes, la más seria desde la segunda guerra mundial, pero ninguno dejó caer la producción. Argentina hizo lo mismo. La gestión anterior, de 4 años hubo 3 que no creció, nosotros de 3 años crecimos 2 y el año que viene también vamos a crecer”, adelantó Mendiguren. Además, se refirió al momento actual como una oportunidad única “en la que volvemos a estar en el radar del mundo por nuestros activos y recursos”, y destacó la necesidad de “levantar al país con más valor agregado y un nuevo modelo de desarrollo”.

En ese marco, Mendiguren aludió al rol de la banca pública y su característica diferencial de actuar en forma anticíclica. “Todos los proyectos nacionales importantes del país y de la región nacieron de la banca de desarrollo”, aseguró.

Por su parte el presidente del Banco Argentino de Desarrollo BICE, Mariano de Miguel, sostuvo: “Hay cerca de 500 bancos públicos en el mundo que explican algo así como el 10% de las inversiones. Creo que la banca de desarrollo puede mover el amperímetro en términos cualitativos, quizás no para definir la tasa de la inversión, pero sí su composición. Podemos ser un instrumento para contribuir al desarrollo, siendo al mismo tiempo eficientes para lograr que el crecimiento económico pueda sostenerse en el tiempo”.

A su turno, Augusto Costa expresó: “Necesitamos que todos los esfuerzos que se hacen desde el sector público, la inversión privada, el sector financiero y los organismos internacionales estén centrados en un mismo proyecto para transformar la matriz productiva bonaerense. Celebro este encuentro y esta reunión donde podamos discutir esto, y desde la Provincia todo lo que podamos hacer para cumplir todos los objetivos para promover la industria y la producción está a disposición”.

El Ministro Pablo López indicó que “La sinergia entre desarrollo financiero y crecimiento económico es más importante en países en vías de desarrollo, como el nuestro. En ese sentido, el Estado debe tener un rol central, generando, a través de políticas e instituciones públicas, las condiciones para ese desarrollo”. En ese sentido, el ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia aseguró que “desde el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, y por decisión del Gobernador Axel Kicillof, trabajamos por un Estado Presente, con un banco público como lo es el Banco Provincia, que ha recuperado su función como agente del desarrollo, y que contribuye a alcanzar nuestro objetivo de gestión de integrar y consolidar productivamente a la Provincia, mejorando la calidad de vida de sus habitantes”.

Cuattromo, anfitrión en la segunda jornada del encuentro que tuvo lugar en el Museo de la entidad, afirmó: “Nuestro rol es ofrecer los mejores servicios financieros al menor costo posible, siendo responsables con la administración del patrimonio público. Esa es la ecuación sobre la que operamos y claramente indica que tenemos un rol distinto respecto a la banca privada, que puede ser complementario o a veces de generar competencia”. Y añadió: “Uno de los temas que surgieron durante la última asamblea anual de ALIDE es que tenemos que estar muy atentos a la generación de nuevas brechas, de nuevas fuentes de desigualdad. Por eso creemos que otra tarea central de la banca de desarrollo es contribuir activamente al cierre de estas brechas, no solo generando productos financieros de bajo costo sino también con una tarea pedagógica muy activa en materia de inclusión financiera en todos los ámbitos de nuestra sociedad”.

El presidente de ALIDE y la Corporación Financiera de Desarrollo (COFIDE), Carlos Linares, destacó la vigencia de los bancos de desarrollo como instrumentos capaces de mejorar el bienestar social y promover el desarrollo. “Los gobiernos están hoy fortaleciendo los roles de estas entidades por su apoyo al financiamiento de largo plazo, a la innovación, a sectores productivos y sociales, a la inclusión de industrias vulnerables y al cuidado del medio ambiente”“Los Bancos de América Latina y el Caribe aportan cada año entre USD 250.000 millones y USD 300.000 millones, además están aumentando su cartera de clientes en toda la región. Tenemos la oportunidad de cambiar el camino hacia un desarrollo más inclusivo”, subrayó.

Bajo la consigna Repensando la matriz productiva de América Latina y el Caribe para el mundo que viene, economistas jefes de los principales bancos de desarrollo de la región analizaron durante dos jornadas de trabajo cuestiones como: la sostenibilidad y rol de fomento de la banca de desarrollo; la internacionalización de la producción y la integración de las pymes en las cadenas de valor; el impacto de los instrumentos de la banca de desarrollo y su rol en la transformación productiva; iniciativas para cumplir los principios ASG en el financiamiento del desarrollo, entre otros temas. El evento contó con la participación de representantes y autoridades de 14 países y organismos multilaterales de financiamiento como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial, Banco de Desarrollo de América Latina CAF y FONPLATA.