Novedades

Mendiguren gestiona en Washington un crédito con el Banco Mundial por USD 200 millones para proyectos productivos de PyMEs argentinas

En el marco de una misión a Washington, el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren, avanzó hoy en la negociación de un crédito con el Banco Mundial por USD 200 millones para proyectos productivos de pymes argentinas. El préstamo internacional sería ejecutado por el Banco Argentino de Desarrollo BICE y cuadruplica una línea anterior por USD 50 millones que fue colocada en su totalidad entre 2021 y 2022.

Mendiguren, acompañado por un equipo técnico liderado por el jefe de gabinete de la Secretaría, Gabriel Vienni, fue recibido en la sede del organismo por la directora de Estrategia y Operaciones, a cargo de la vicepresidencia de la Región de América Latina y el Caribe, Seynabou Sakho; el director global de la Práctica de Finanzas, Competitividad e Innovación, Jean Pesme; y la gerente regional para la Práctica de Finanzas, Competitividad e Innovación, Yira Mascaró. En forma virtual participó, también, el director regional del organismo, Robert R. Taliercio.

“Les contamos lo que está haciendo el equipo económico que lidera Sergio Massa para ordenar las variables macroeconómicas y al mismo tiempo impulsar el cambio de matriz productiva que necesita el país para no volver a caer en las crisis recurrentes de nuestra historia”, dijo Mendiguren luego de la reunión. “Nos dijeron con total claridad que en el nuevo contexto económico mundial Argentina es hoy un bien público global, porque tenemos recursos que hoy necesita y demanda el mundo y la capacidad humana y tecnológica para desarrollarlos”.

Durante el encuentro los funcionarios repasaron el impacto del préstamo de USD 50 millones del Banco Mundial que BICE logró ejecutar en su totalidad a través de su canal de segundo piso. La línea fue dirigida a bancos comerciales para que asistan a pymes con créditos de inversión, comercio exterior y capital de trabajo. A través de un segundo componente permitió también implementar en la Argentina herramientas claves para facilitar el acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas: la Plataforma PYME, el Legajo Único Financiero y Económico de las PYMES (LUFE) y la Factura Electrónica de Crédito.

El nuevo préstamo cuadruplicaría el anterior y tendría como objetivo general “promover, facilitar y expandir el acceso a financiamiento productivo para micro, pequeñas y medianas empresas en la República Argentina”. Los fondos serían colocados, principalmente, a través del canal de segundo piso de BICE y volcados a otras entidades financieras, tanto privadas como públicas, en sus niveles nacional, provincial y municipal.

Con estos fondos los bancos podrían financiar proyectos productivos con impacto ambiental y social positivo, exportaciones y capital de trabajo. Contemplaría, además, un cupo especial destinado a empresas dirigidas y/o conformadas por mujeres.

El propósito del nuevo fondeo es alcanzar a más de 1.000 pymes de todo el país, generar empleos de calidad y promover el aumento de la productividad de las empresas a través de la generación de exportaciones de bienes con valor agregado.

El encuentro con el Banco Mundial fue parte de una misión encabezada por Mendiguren que incluyó gestiones ante el Departamento de Comercio de los EE.UU. por el mayor acceso de productos de economías regionales argentinas, reuniones con empresas estadounidenses que invierten en el país y trabajo de coordinación con los representantes argentinos ante los organismos multilaterales de crédito.